Ajedrecista profesional: Pillsbury y su historia

Antonio Ventura Gude

Artículo escrito por: Antonio Ventura Gude , publicado: domingo, agosto 7th, 2016
Categorias: La Columna de Gude

If you liked it, share it! 🙂

El ajedrecista profesional: Pillsbury…

De todas las indignidades que un ajedrecista profesional debe hacer para ganarse la vida, una de las peores debe ser tener que meterse en un cubículo lleno de artilugios. ¿Meterse? Mejor dicho esconderse. Eso se vio obligado a hacer el gran campeón de ajedrez norteamericano Harry Nelson Pillsbury en uno de los “turcos”, Ajeeb. Como lo habían hecho algunos otros antes de él.

Así pasó un tiempo nuestro hombre, en el Museo Chino de Filadelfia. Pillsbury, el ajedrecista profesional,  movía las piezas que, supuestamente, movía el Turco. Era verano, hacía mucho calor en Nueva Inglaterra y más aún, como es fácil imaginar, dentro de la criatura. Así que Pillsbury maestro del ajedrez solía despachar raciones poco prudentes de cerveza helada.

En una ocasión, la mano derecha de Ajeeb tomó una torre, pero la pieza no llegó a su destino, quedándose a medio camino y en el aire. El oponente estaba perplejo y miraba a uno y otro lado, en busca de una explicación. Hasta que ésta llegó por boca de un mirón veterano. Según él, cuando eso sucedía, significaba que Ajeeb se rendía. Una explicación, por supuesto, inexacta pero más que satisfactoria para el jugador de ajedrez aficionado, que luego contaría a sus amigotes cómo había logrado vencer al invencible turco.

El fatal sino de Rjumin…

En el Campeonato Soviético de 1931 se barajaban dos hombres, Botvinnik y el ajedrecista profesional Rjumin, de 20 y 23 años, respectivamente. Ninguno defraudó a sus seguidores. Especialmente porque ambos ocuparon los dos primeros lugares. A pesar de que Rjumin fue subcampeón, tras perder ante Botvinnik.

1931 fue un año crítico para Nikolai Rjumin. Le ganó un match a Grigoriev, un prestigioso maestro, por 6,5-1,5. Lo que dejaba muy claro que el joven moscovita no se andaba por las ramas a la hora de demostrar su superioridad. También en ese año iniciaba la gestación de un récord. Éste le llevaría a ganar el Campeonato de Moscú hasta 1936. Hazaña que sólo podría igualar luego Smyslov.

Multiplica tu nivel de ajedrez
Improve chess

Aquí podrás enterarte de las mejores clases online con maestros de ajedrez,descargar tus propias bases de ajedrez y disparar tu nivel de ajedrez:

  • Clases online grupales para mejorar tu nivel en poco tiempo.
  • Descargar bases de ajedrez pgn para potenciar tu repertorio.
  • Resolver tus dudas y confeccionar un plan de entrenamiento y repertorio.

Multiplica tu nivel de ajedrez
Garantizamos 100% tu privacidad. No compartiremos tu email con nadie.

Ese logro no era ninguna tontería, pues en la edición de 1933-34, por ejemplo, tomaban parte veinte ajedrecistas profesionales, entre ellos figuras del calibre de Yudovich, Kan, Panov, Blumenfeld, Rabinovich o Verlinsky. Aquel año Rjumin no sólo ganó, sino que lo hizo con punto y medio de ventaja sobre el segundo clasificado.

Heredero moral de Chigorin, con fuerte inclinación a las partidas de ataque y el juego de combinación, Rjumin cuenta en su breve historial con victorias sobre grandes maestros de la época, como Stahlberg, Euwe y Capablanca. ¡Nada mal para alguien que no había salido nunca de Rusia!

El destino…

Lo escribió el Duque de Rivas:

¡Qué carga tan insufrible
es el ambiente vital
para el mezcquino mortal
que nace en sino terrible!”

Y la existencia debía ser insufrible para Rjumin, cuando, hacia 1935, contrajo una tuberculosis que lo llevó hasta la Siberia Occidental (aire puro) para intentar remediar lo irremediable. En 1942, a los 34 años, dejaba el mundo de los vivos, tras haber soñado, durante años, con una hermosa danza de obsesivas figuras sobre el tablero claroscuro.


Si te gustó, ayuda a toda la comunidad de ajedrez compartiendo este artículo en tus redes sociales y escríbenos tu opinión aquí. Es gratis y no cuesta nada 🙂

Ajedrecista profesional: Pillsbury y su historia
5 (100%) 1 vote


If you liked it, share it! 🙂

Acerca del autor: Antonio Ventura Gude

Antonio Ventura GudeEducador, traductor y escritor de infinidad de libros y prestigiosas revistas especializadas de ajedrez.


¡Click aquí para unirte!