Los heroes del ajedrez clasico

Antonio Ventura Gude

Artículo escrito por: Antonio Ventura Gude , publicado: lunes, julio 18th, 2016
Categorias: La Columna de Gude

If you liked it, share it! :)

Ajedrez clasico: El match Botvinick-Flohr…

En noviembre de 1933 tuvo lugar un encuentro de ajedrez clasico que había despertado gran expectación en la Rusia soviética, entre Mijail Botvinnik y Salo Flohr, una de las grandes estrellas de la época.

El match estaba programado a doce partidas, jugándose las seis primeras en Moscú, en la famosa Sala de Columnas de la Casa de los Sindicatos, y las otras seis en Leningrado. La fiebre despertada por el encuentro rememoró la vivida durante el gran torneo internacional de 1925. Y una muestra de la excitación ambiental se refleja en estos versos del conocido poeta Semion Kirsanov:

A PASO DE CABALLO

En mi vida había jugado yo al ajedrez,

pero en los días del match Botvinnik-Flohr

Multiplica tu nivel de ajedrez
Improve chess

Aquí podrás enterarte de las mejores clases online con maestros de ajedrez,descargar tus propias bases de ajedrez y disparar tu nivel de ajedrez:

  • Clases online grupales para mejorar tu nivel en poco tiempo.
  • Descargar bases de ajedrez pgn para potenciar tu repertorio.
  • Resolver tus dudas y confeccionar un plan de entrenamiento y repertorio.

Multiplica tu nivel de ajedrez
Garantizamos 100% tu privacidad. No compartiremos tu email con nadie.

camino, cual tablero arrojado a las tinieblas,

extenuado por todos los matches y torneos.

Cien sartenes chirriando en la sesera.

Por las calles ¿camino? a paso de caballo.

O cabalgo, sintiendo mis propios recovecos.

Relincho, en fin, como si estuviera poseído.

El empate final, 2-2 y 8 tablas, no resolvió la incógnita, que luego sí resolvería la historia.

Ajedrez clasico: Fine y Reshevsky…

El que fuera niño prodigio Samuel Reshevsky ejerció, durante décadas, el mandarinato del ajedrez estadounidense y ajedrez clásico. Pero entonces le surgió un brillante rival: Reuben Fine. Este joven maestro tuvo una irrupción meteórica en el tablero internacional, que a muchos les recordó a sus predecesores Paul Morphy y Harry Nelson Pillsbury. En 1936 Fine emprendería una gira de 19 meses por Europa, durante los cuales tomaría parte en trece torneos, de los que ganaría ¡ocho!, además de vencer en un match al gran maestro sueco Stahlberg (4-2 y 2 tablas). Pese a ello, nunca pudo ganar el Campeonato de EEUU. Cuando más cerca estuvo fue en 1936, 1938 y 1940, en los que finalizó segundo.

La vanidad y la soberbia que caracterizaban a Reshevsky le hacían plantear a todo aquel que se le pusiese a tiro su pregunta favorita: “¿Sabe usted por qué Fine nunca ganó el Campeonato USA?” El interlocutor no lo sabe. “Porque yo no se lo permití”, explicaba entonces, con una sonrisa maliciosa…

Ajedrez clasico: Al otro lado del espejo…

En 1971 el torneo de ajedrez de la URSS por equipos se celebraba en Rostov sobre el Don. Durante la competición, uno de los grandes maestros participantes tuvo que asistir a la fiesta en la que, según las estrictas tradiciones rusas, el que llega tarde tiene que beber inmediatamente una copa de vodka, en concepto de penalización. El gran maestro, consciente de sus obligaciones ante el tablero al día siguiente, quería irse pronto, pero el remordimiento de ausentarse de la reunión y la evidente falta de respeto para con sus anfitriones, le hizo tomarse la justicia por su mano, anticipándose a posibles penalizaciones, con brindis y más brindis de autoinculpación.

Cuando se presentó en la sala de juego, a duras penas consiguió encontrar la silla que, supuestamente, debía ocupar su oponente, nada menos que Boris Spassky. Pero el GM Krogius le aclaró: “Si buscas al campeón del mundo, se encuentra un par de tableros más arriba.”

Por fin, y tras el familiar saludo de Spassky (“¡Hola, babushka!” / Hola, abuelito), nuestro héroe vio que en el tablero se había realizado ya la jugada 1 e4, de modo que respondió con 1 … Cc6. El juego siguió así: 2 f4 b6 3 Cf3 e5 4 fxe5 Cxe5? 5 Cxe5

Spassky

La ilegal…

En este momento, las negras contestaron 5 … Rxe5?!? Jugada que se encontró con las naturales objeciones del árbitro, situado lo bastante cerca como para indicarle al audaz conductor de las piezas negras que el movimiento no era reglamentario. Pero el gran maestro del ajedrez explotó: “¡Qué mierda está pasando aquí! ¡Toda mi vida he jugado la Defensa Grünfeld como para que alguien la refute así como así!”

Obviamente, el héroe de nuestro relato había sufrido un espejismo “especular”: la imagen invertida de flanco, como consecuencia de su estricto respeto por las tradiciones rusas…

Del libro LA FIESTA DEL AJEDREZ, A. Gude


Si te gustó, ayuda a toda la comunidad de ajedrez compartiendo este artículo en tus redes sociales y escríbenos tu opinión aquí. Es gratis y no cuesta nada 🙂

Los heroes del ajedrez clasico
5 (100%) 1 vote

Acerca del autor: Antonio Ventura Gude

Antonio Ventura GudeEducador, traductor y escritor de infinidad de libros y prestigiosas revistas especializadas de ajedrez.


¡Click aquí para unirte!



If you liked it, share it! :)